Bienvenido

¡Levántate y resplandece, que tu luz ha llegado!
 ¡La gloria del Señor brilla sobre ti! (Isaías 60:1 NVI)